MUJERES SUFREN, SEXISMO POLÍTICA DE GÉNERO Y MISOGINIA POR EMPODERAMIENTO

MUJERES SUFREN, SEXISMO POLÍTICA DE GÉNERO Y MISOGINIA POR EMPODERAMIENTO

Les cuento un fragmento de la Organización de Las Naciones Unidas

Por José Manuel Trinidad Corona/ @Piwiinfo_red

Los Estados no respetan ni protegen el derecho de las mujeres a la libre opinión y expresión. Las voces femeninas son reprimidas o castigadas por leyes, políticas y prácticas discriminatorias, dice una relatora de la ONU, y denuncia los ataques a las defensoras de las garantías fundamentales de las mujeres.

La censura de género está muy extendida. Muchas mujeres o personas de género no conforme carecen de libertad para expresarse. Sus voces son reprimidas, controladas o castigadas explícitamente por leyes, políticas y prácticas discriminatorias e implícitamente por actitudes sociales, normas culturales y valores patriarcales, afirmó este lunes la relatora especial sobre la promoción y protección de la libertad de opinión y de expresión.

En un informe sobre la justicia de género y libertad de expresión, Irene Khan indicó que la violencia de género, el discurso del odio y la desinformación se están utilizando ampliamente tanto en línea como en la vida cotidiana para suprimir las opiniones de las mujeres.

“El sexismo y la misoginia, que son factores dominantes en la censura de género, se han agudizado con el surgimiento de fuerzas populistas, autoritarias y fundamentalistas en todo el mundo”, alertó.

La experta* en derechos humanos explicó que, en su forma más extrema, se emplea la violencia sexual y de género para acallar o suprimir las expresiones que manifiestan inconformidad o que transgreden las normas o los códigos sociales o morales patriarcales y heteronormativos.

Peor aún, aseveró que los Estados no respetan, protegen, ni cumplen con el derecho igualitario de las mujeres a la liberta de opinión y expresión.

“La censura de género es tan generalizada que la igualdad de género en la libertad de expresión sigue siendo un objetivo lejano”, lamentó.

 

Primer fragmento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

A %d blogueros les gusta esto: